Tipos de apoyos:

Apoyar proyectos con fines de ahorro energético y fomento del uso racional de las energías renovables. Los proyectos se limitarán a instalaciones para la generación de electricidad mediante paneles solares fotovoltaicos.

INVERSIONES SUBVENCIONABLES:

  • Los paneles solares fotovoltaicos.
  • El acondicionamiento de la energía eléctrica (inversores, convertidores, reguladores, cuadros eléctricos, elementos de interconexión, protecciones, cableado, equipamientos de medidas y otros equivalentes), monitorización (sensores, adquisición de datos, comunicación remota y otros equivalentes) y sistema de acumulación con baterías.
  • El resto de accesorios de la instalación para el correcto funcionamiento del sistema.
  • El coste de montaje y conexionado.

Se establece un rendimiento mínimo del panel fotovoltaico del 17 % para que el proyecto sea subvencionable.

La potencia máxima de los paneles fotovoltaicos del proyecto será de 100 kWp.

La inversión elegible máxima por potencia unitaria (sin IVA) estará limitada por los 840€/kWp que podrán incrementarse hasta los 1100€/kWp en el caso de que se instale un sistema de baterías de litio con una capacidad de acumulación en kWh igual o superior a la potencia pico de la instalación.

Cuantía de la subvención:

CUANTÍA MÁXIMA DE AYUDA POR PROYECTO:

  • Empresas y entidades locales: 40.000 €.
  • Entidades sin ánimo de lucro: 25.000 €.

PORCENTAJES MÁXIMOS POR BENEFICIARIO:

  • Entidades locales: 80%.
  • Entidades jurídicas sin ánimo de lucro que no realicen actividad económica: 80%.
  • Gran empresa, sus agrupaciones y asociaciones, así como sin ánimo de lucro que realicen actividad económica: 20%.
  • Medianas empresas: 25%.
  • Pequeñas empresas:30%.

Plazo de solicitud:

Abierto

El plazo de solicitud comienza a las 09:00 del 16/07/2021 y finaliza el 01/12/2021 o cuando se agoten los fondos.

En concurrencia no competitiva. Por orden de entrada.

Dirigido a:

  • Las entidades locales de Galicia y entidades de la misma dependientes.
  • Las entidades sin ánimo de lucro.
  • Empresas legalmente constituidas y autónomos; incluidas las empresas de servicios energéticos que gestionen total o parcialmente instalaciones consumidoras de energía y que el objeto de estos contratos de servicios sea la consecución de ahorro económico derivado de un menor consumo de energía.