Tipos de apoyos:

  • Bono de contratación. Subvención para la contratación indefinida inicial, la temporal con una duración mínima de 3 meses y la transformación de contratos temporales en indefinidos de personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social
  • Bono de formación. Dirigido a personas trabajadoras con una contratación indefinida inicial, la temporal mínima de 6 meses, para llevar a cabo acciones formativas que mejoren sus conocimientos y habilidades relacionados con el puesto de trabajo
  • Bono de empleo con apoyo. Actividades de orientación y acompañamiento individualizado

Cuantía de la subvención:

Bono de contratación

  • Contratación indefinida: 16.000€
  • Contratación temporal (3 meses): 2.000 €
  • Contratación temporal (6 meses): 4.000 €
  • Contratación temporal (12 meses): 8.000 €

Se incrementarán en un 25% (acumulables entre sí:

  • Si es mujer
  • Si es mayor de 45 años
  • Si es una persona emigrante retornada
  • Centro de trabajo (o domicilio fiscal si carece de éste) situado en ayuntamiento rural
  • Si es trans
  • Si es una empresa con más de 50 personas trabajadoras y con una tasa de estabilidad igual o superior al 70 %.
  • Si la actividad de la entidad solicitante pertenece al ámbito de sectores estratégicos

Transformación contratos temporales a indefinidos: 6.000€

Se incrementarán las contrataciones indefinidas y temporales en 1.000 €por adaptación de los puestos de trabajo o por la dotación de equipaciones de protección personal

Bono de formación

  • Contrato temporal: 2.000€/ persona contratada
  • Contrato indefinido: 4.000€ /persona contratada

Bono de empleo con apoyo

  • Entre 3.500 y 8.500 € con incrementos acumulables entre sí

 

Plazo de solicitud:

Abierto

Contratación y formación realizadas entre el:

  • 01/10/2019 y el 07/01/2020 el plazo finaliza el 09/03/2020
  • Desde el 08/01/2020 el plazo finaliza el último día del 2º mes siguiente a la contratación. Máximo 30/09/2020

En concurrencia no competitiva (por orden de entrada)

Dirigido a:

Personas empleadoras y las empresas, cualquiera que sea la forma jurídica que adopten, incluidas las personas autónomas, sociedades civiles y las comunidades de bienes, aunque carezcan de personalidad jurídica